Capricornio

Salud de Capricornio

Capricornio en la salud

Ahora es turno de conocer los rasgos generales sobre la salud de los individuos de Carpricornio. Ellos suelen tener en la mayoría de los casos problemas con el reuma o lo que se denomina como gota. La gran parte de los problemas relacionados con la salud se originan en su estado mental, ellos suelen ser muy melancólicos lo que hace de ellos individuos con una intensidad emocional muy grandes. Para este signo se recomienda claramente mucha precaución con este tema, no se exalten en demasía, tomen las cosas con mayor tranquilidad.

Vemos que en Capricornio la zona más débil se encuentra regida por el estómago, y es en esta zona que ellos pueden estar más predispuestos a posibles enfermedades tales como gastritis y úlceras. Pero no todo es mala noticia para ellos, la naturaleza de Capricornio resulta ser muy práctica lo que de seguro se refleje en positivas actitudes y se demuestra en su fuerte y serena estructura ósea. Mientras los individuos se encuentren bajo rutinas de ejercicios y puedan mantener saludables dietas este signo podrá tener controlado el peso y de esta manera mantener un corazón sano y fuerte.

Dada su fuerte y veloz rutina diaria, los nativos de Capricornio suelen saltearse comidas por el exceso de tiempo de trabajo, cuiden este detalle, que no lo es tanto. En la mayoría de los casos estas personas suelen encontrar una mejor salud a lo largo de su vida, cuanto más edad mejor los veremos, y puede deberse a una mayor responsabilidad a la hora de planificar las comidas. Hay que estar atentos en las personas de mayor edad ya que son propensos a sufrir malestares relacionados con la articulación, pueden tener artritis, neuralgias y reuma entre otros. También se puede ver una tendencia en adquirir problemas con los huesos, la vesícula, los dientes y los bazos sanguíneos.

Indicamos que para el signo de Capricornio, el mineral principal es el Fosfato de Calcio, que será la sal más importante para el signo, ella se encarga de formar y fortalecer los huesos. La ausencia de este mineral en el cuerpo podría traer problemas con los dientes, articulaciones y huesos en general. Es importante mantener dentro de la dieta alimentos como el trigo, almendras, pescados, avena, papas, espinaca y guisantes. Las frutas no serán nada malas tales como higos, naranjas, peras y bananas. Sería fundamental la ingesta de jugos naturales diariamente y tratar de evitar la ingesta de muchos chocolates y otros azúcares.

Como forma de lograr el equilibrio las mejores actividades deportivas seguidas de esta buena alimentación serían el yoga y caminatas diarias.