Capricornio

Espíritu de Capricornio

Mundo espiritual de Capricornio

Ahora nos queda ver el último punto a describir por parte del macho cabrío Capricornio, la esencia interna, el punto espiritual, esa esencia que el espíritu esconde y representa a sí mismo, principal aspecto en cada individuo y su desarrollo en la Tierra. En el caso del Macho Cabrío, Capricornio, se encarga de organizarse a base de la materia, es el principal motor energético que se encarga de manejar las responsabilidades. Esta materia es sumamente importante, ya que se encarga de mantenerse firme y alejados de escatimar en sus esfuerzos, tiempo al tiempo, sacrificio y valor serán características de esta esencia espiritual que buscará dejar su granito de arena en el mundo.

Los individuos de Capricornio suelen ser grandes guías silenciosos, ellos luchan contra las resistencias que el razonamiento proporciona en la oposición de las estructuras en los objetos terrestres. Es en esta misión de batalla que estos individuos se emprenden para poder desencadenar con las fuerzas de sus propias manos en el plano del trabajo. O sea que ellos buscan la acción, no dan vueltas, pero no necesariamente el motor tendrá que ser de estas características animalescas, no son sólo los impulsos que salen a flor de sus elecciones, es su pensamiento desenvuelto en la lógica que también llega a participar en los individuos más evolucionados del signo.

Este pensamiento suele ser paciente y logra escrutar correctamente los secretos de las dimensiones del plano físico en este espacio temporal, si el hecho lo amerita, ellos podrán sortear los problemas posibles mediante el poder de la diplomacia, pero siempre será su voluntad que se imponga en estos espíritus guerreros. Es este impulso del ser que vence la lógica y muchas veces no permite ver a estos individuos de forma clara esos secretos que maneja el ser para el cumplimiento de sus metas.

Los sentimientos de estos espíritus son sumamente serios, de una madurez prolongada, se basan en las teorías del respeto y logran esa profundidad rica en experiencias, es el viejo en experiencia que representa el macho cabrío de Capricornio. Es ese sentido de lo real que se logra a base de los esfuerzos propios, es la que logra la preciada e inmaculable sabiduría que demuestra una espiritualidad ascética donde la meditación y la reflexión son las armas claves para el buen y próspero crecimiento.